domingo, 9 de agosto de 2015

La rebelión


Era el primer día en que la derrota se asomaba por la ventana, entrando a las casas a través de la ósmosis, confundiendose con el ambiente lúgubre que habitaba en toda la ciudad. Todas las personas, dentro de sus hogares, calentados por distintos mecanismos, se sentaban a evocar, esa misteriosa situación en la que cada uno, con su libre albedrío, era dueño de su propia fantasía, creando una ficción lastimera, pero atreviendose en sueños; a acabar con todo ello y buscar la felicidad, como si se tratace de un abrazo maternal, un ladrido de recibimiento de un perrito, la luz del alba sobre tu cara en domingo, la reconciliación amorosa, un primer beso, un primer amor...
____________________________________________________________________________


Abrió la boca que desconocía, 
era noviembre, garúas renacidas
vinculaban los suspiros, 
se miraban las manos 
que inmolaban con distancia.
A metros se buscaban,
temblando los cuerpos desnudos
que eran imágenes precisas
de lo que entendían por "deceo".



3 comentarios:

Publicidad